¿Cuál es el mejor programa de alimentación?

Todas las bolsas de leche en polvo incluyen el programa de alimentación. Johan Verdaasdonk, e­specialista en ganado joven de FrieslandCampina indica que eso representa una guía ideal para la alimentación de terneros.

Johan advierte lo siguiente: “Nunca se debe exceder 3,5 litros por suministro. Con cuatro litros estaremos sobrealimentando. El resultado serán heces líquidas de terneros que están en perfecto estado de salud. Pero ese resultado también indica que los animales no son capaces de procesar toda la leche en polvo.” Además, la sobrealimentación con leche en polvo no estimula a los animales a alimentarse con concentrado o forraje basto. Según Johan: “La intención no es crear una unidad de engorde de terneros. Otra desventaja es que los terneros sufrirán una pérdida de peso postdestete, con la correspondiente reducción en la tasa de crecimiento.”

Los primeros seis meses son de fundamental importancia para el crecimiento de las terneras, para garantizar el desarrollo del tejido de la ubre, entre otros. El e­specialista indica lo siguiente: “Además de los 7 litros de leche, también se deben destetar en una dieta de heno y concentrado para asegurar el máximo crecimiento. Cambiar a una dieta con forraje basto lo antes posible contribuye para que el animal pase de lactante a rumiante.” También es necesario suministrar cantidad suficiente de agua. Johan explica lo siguiente: “Si desea saber mi opinión, pienso que se puede suministrar agua a partir del primer día.”

Destetar a las 9 semanas

Atenerse a un programa de alimentación también significa destetar a las 9 semanas. El uso del dispensador automático de leche permite establecer fácilmente el momento del destete en una fecha específica. Eso no es tan sencillo cuando se trata de grupos de terneros alimentados con sistema milk-bar o con sistema de baldes. “En ese caso, los productores generalmente observan a los animales más jóvenes del grupo y se guían por su crecimiento.” Johan explica que la recomendación de las nueve semanas tiene fundamento: “Queremos que los terneros pasen de lactantes a rumiantes, lo cual significa que debemos introducir el forraje basto lo antes posible. Además, un kilo de leche en polvo cuesta lo mismo que cinco kilos de concentrado. Destetando a los terneros, se reducen los costos de alimentación.”

Nueve semanas de leche en polvo es suficiente. Después de todo, queremos que los animales pasen de lactantes a rumiantes.